¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto


         

   

Estado de Alarma

  • Categoría: Noticias
  • Published: Martes, 31 Marzo 2020 09:47
  • Escrito por Super User
  • Impactos: 412

 

Los Administradores de Fincas Colegiados son esenciales para garantizar las condiciones de vida en comunidad

 

Los Administradores de Fincas colegiados trabajan para que el confinamiento no haga más dura la vida de las mujeres que sufren Violencia de Género.

 

Desde el Consejo General consideramos que, en la situación actual, es indiscutible la necesidad de que los edificios y todos sus servicios sigan estando gestionados por los Administradores de Fincas colegiados para preservar su correcto funcionamiento. 

 

El Real Decreto-ley 10/2020 relaciona las actividades a las que no afecta el permiso retribuido recuperable, estableciendo que no afectará a los trabajadores que prestan sus servicios en despachos o asesorías legales, entre otros. Tampoco se verán afectados los trabajadores que presenten servicios de limpieza, mantenimiento,reparación de averías urgente y vigilancia. Dichas actividades son precisamente las que desarrollan los porterosconserjes de los edificios quienes consecuentemente no están afectados por las nuevas restricciones establecidas. 

 

GARANTIZAR LAS MEJORES CONDICIONES DE VIDA

 

Ante el Estado de Alarma, la mayor parte de la población debe permanecer en sus viviendas, lo que determina la necesidad, más que nunca, de que los edificios estén perfectamente administrados para que todos los servicios necesarios para la vida de las personas en sus hogares estén permanentemente en perfecto estado de funcionamiento. Cabe recordar que los servicios que prestan las comunidades de propietarios a los hogares de los españoles son esenciales para garantizar las mejores condiciones de vida y su funcionamiento no puede verse alterado. 

 

Los Administradores de Fincas colegiados son los profesionales responsables del funcionamiento de los edificios y todos sus servicios, mediante la coordinación de las diferentes profesiones que se ocupan de las tareas de mantenimiento, gestionado la generación de los ingresos necesarios para realizar los pagos de todos los servicios, de los cuales también debe ocuparse.

 

Los Administradores de Fincas colegiados garantizan servicios tan esenciales para el 80% de los españoles como el suministro de agua y su potabilidad; el acceso a las viviendas a través de portales, escaleras, ascensores; la climatización de los hogares; la limpieza y desinfección bacteriológica de las zonas comunes, más necesarias que nunca; los servicios de telecomunicación para el acceso a las redes de información, televisión y la seguridad de los edificios, de los ciudadanos y sus bienes. 

 

VIOLENCIA DE GÉNERO

 

En estas duras circunstancias que vivimos, se hace más necesaria que nunca la solidaridad con los más vulnerablespara procurarles todo lo que necesitan y no pueden obtener por sí mismos, y que también debemos estar todos especialmente vigilantes para que este confinamiento no haga más dura la vida de las mujeres que sufren violencia. Los Administradores de Fincas colegiados dedicamos buena parte de nuestro tiempo a ayudar en estos aspectos que son también absolutamente esenciales en estos días.

 

Salvador Díez Lloris, presidente del CGCAFE –Consejo General de Colegios de Administradores de Fincas-, explica que “que la administración de fincas es una actividad esencial para garantizar que la población que debe permanecer en sus hogares mientras dure el estado de alarma tenga la garantía de vivir en las mejores condiciones posibles y recibiendo, adecuadamente, todos los servicios de su comunidad de propietarios o su urbanización”. 

 

 

734178

JavaScript debe ser habilitado para poder utilizar Mapas de Google.
Sin embargo, parece que JavaScript está deshabilitado o no soportado por su navegador.
Para ver Google Maps, habilite JavaScript cambiando las opciones de su navegador y vuelva a intentarlo.