¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto


         

   

¿Cómo regular la vivienda vacacional en una comunidad de vecinos?

 

 

 

El crecimiento del alquiler vacacional está afectando a las comunidades de vecinos

 

La demanda de viviendas vacacionales en Canarias está en auge, un 9,3% de turistas prefirieron alojarse en alquileres vacacionales durante 2018, según los datos extraídos por la Consejería de Turismo, Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias. Este fenómeno acompaña al crecimiento de viviendas que se dedican exclusivamente al alquiler turístico, y que ha creado cierto descontento y preocupación en muchas comunidades de vecinos.

 

Pero ¿qué es exactamente una vivienda vacacional? Elena Azparren, miembro del Consejo Canario de Administradores de Fincas nos recuerda su definición “una vivienda equipada en condiciones de uso inmediato que se cede temporalmente y en su

totalidad o parcial (por habitaciones) a cambio de un precio”. Tras saber cuál es la definición podemos apreciar que estas características las poseen muchas viviendas, pero no por ello todas están autorizadas para su conversión como vivienda vacacional.

 

Mucha burocracia y regulación es lo que diferencia el alquiler tradicional del alquiler de una vivienda vacacional, y es que para ello hay que darse de alta en el registro general turístico de la C.A, tiene que notificarse a la policía los datos de los ocupantes, y otros trámites administrativos y fiscales. ¿Y las comunidades de propietarios que pueden hacer? (hipervínculo con curso vivienda vacacional)

 

El Real Decreto aprobado recientemente en marzo, ha modificado el punto 12 del art. 17 de la ley de propiedad horizontal, y en virtud de dicha norma la Comunidad de propietarios, podrá limitar o condicionar el alquiler vacacional con el voto favorable de las 3/5 partes. Este cambio normativo ha sido bien recibido por todos los usuarios.

 

Algunas Comunidades también están preocupadas por la inseguridad que puede generar el tema de la vivienda vacacional. En este sentido, la vivienda vacacional tiene un mayor control con respecto a los alquileres de larga temporada. Esto se debe a la

obligación que tienen los arrendatarios de notificar cada entrada y salida y quiénes ocupan la vivienda a la Policía y conservar durante varios años el registro de entradas.

 

Elena Azparren considera que lo importante es confiar en su Administrador de Fincas colegiado, para que asesore a sus Comunidades, mediar entre los propietarios y buscar soluciones que permitan la convivencia pacífica y el respeto a los derechos de todas las partes.

545818

JavaScript debe ser habilitado para poder utilizar Mapas de Google.
Sin embargo, parece que JavaScript está deshabilitado o no soportado por su navegador.
Para ver Google Maps, habilite JavaScript cambiando las opciones de su navegador y vuelva a intentarlo.